Los créditos rápidos sin papeles han pasado a ser la opción de financiación inmediata más solicitada por los particulares. Hasta hace muy poco, solo los bancos, cajas de ahorro y entidades de crédito conformaban las opciones disponibles para empresas, pymes y particulares para poder obtener financiación.

Tal como lo describe el mismo nombre, los créditos y préstamos rápidos sin papeles se refieren a la obtención de dinero en calidad de préstamo, sin esperar largos períodos de tiempo para la aprobación y sin tener que aportar más documentación que la estrictamente necesaria para que el prestamista garantice su inversión. Además, esta nueva opción financiera supone una gran comodidad ya que se puede acceder a múltiples ofertas, las 24 horas del día, 7 días a la semana, desde cualquier lugar donde se disponga de una conexión a internet.

Antes de iniciar cualquier solicitud por cualquier crédito rápido sin documentación, es recomendable revisar varias de las ofertas existentes en la red. Existen páginas especializadas en comparar diversos precios y condiciones del producto: los comparadores de préstamos rápidos sin papeles. Estas páginas facilitan la tarea de elección del producto que más se adecúe a nuestras necesidades, a través de un único formulario donde se introduce el capital que se necesita pedir en préstamo, el tiempo en que se piensa devolver, el destino que se le piensa dar al dinero que se otorgue en préstamo, la situación laboral actual del interesado, los ingresos mensuales, los gastos fijos mensuales, la fecha de nacimiento, el estado civil, familia a cargo, y si se tiene algún préstamo hipotecario activo, es decir, si la casa en la que se vive es de alquiler o se está pagando al banco como hipoteca.

¿Parece demasiada información?

creditos rapidos sin papelesPues no, no lo es. Los comparadores requieren todos estos datos con el fin de poder ofrecer en su lista de resultados los productos y las empresas que se adecúen a las necesidades del solicitante, ya que no todas las empresas disponen de capital suficiente para enfrentar todo tipo de riesgo. La buena noticia es que siempre va a existir un producto u oferta a la que se pueda acceder.

El parque de crédito en España se ha extendido gracias a la participación de particulares y de empresas privadas en este tipo de negocio, situación que ha abierto un abanico extenso al que puede acceder todo tipo de interesado.

Los créditos y préstamos rápidos sin papeleo y fiables han sido concebidos como un producto financiero de auxilio inmediato para situaciones de imprevistos, oportunidades que no pueden dejarse pasar, o adelantos de efectivo. Este tipo de productos nunca se recomienda para la obtención bienes inmuebles, u operaciones a largo plazo, ya que los intereses que se acuerdan en este tipo de operaciones son considerablemente más altos que el promedio de las tasas que manejan las cajas y bancos convencionales.

Como cualquier transacción legal, los créditos rápidos sin papeles implican una transacción de dos partes: el prestatario (quien solicita el préstamo) y el prestamista (quien concede el préstamo), en la cual se solicita un capital en calidad de préstamo, a devolver en un plazo acordado, en cuotas previstas y calculadas con la aplicación de una tasa de interés. A diferencia de las transacciones de préstamo y crédito con cajas, bancos y grandes empresas financieras, los préstamos rápidos sin papeles tienen la particularidad de ser otorgados con mayor facilidad y comodidad en los trámites y con mayor rapidez en su aprobación. En consecuencia, por el mayor riesgo que enfrenta el prestamista al requerir menores garantías para su inversión, la tasa de interés que se aplica a este tipo de operaciones suele ser superior a la media de los bancos y cajas.

Estadísticamente se ha comprobado que la mayoría de los créditos rápidos sin papeles que son otorgados en España, son destinados a cubrir las situaciones para las que han sido creados. Es decir, están cumpliendo su función. Así este tipo de operaciones son utilizadas por la mayoría de los solicitantes para cubrir imprevistos como averías del coche que no cubra el seguro, reposición de electrodomésticos, compra de vehículos de segunda mano, compras para la vuelta al colegio, compras de navidad, vacaciones y pago de matrículas escolares.

¿Cuánto dinero se puede pedir en un crédito rápido sin documentación?

Como se explicó anteriormente, este producto ha sido concebido como una solución financiera ideal para particulares o pequeñas empresas que necesiten enfrentar imprevistos, gastos inaplazables, compras de oportunidad o adelantos de dinero.

Las opciones que se muestran en la red son casi incontables, pero a manera de resumen, lo más común es encontrar desde minipréstamos personales de 300€, a devolver en un período de 2 semanas, hasta préstamos rápidos de hasta 10.000€ con un período de devolución de hasta 5 años.

En realidad, las opciones varían cada día, ya que cada vez muchas más empresas se integran al parque de crédito de los préstamos rápidos, sin papeleo y fiables.

¿Cuáles son los requisitos para poder acceder a las opciones de créditos rápidos sin papeles?

Los requisitos básicos para poder acceder a este tipo de financiación a través de las empresas que ofrecen sus servicios de préstamo de dinero a través de internet son los siguientes:

  • Datos personales como nombre, apellidos, documento nacional de identidad o número de identificación de extranjero.
  • Disponer de residencia fija y legal en territorio español, demostrable a través del DNI o NIE.
  • Datos de contacto como dirección física, dirección de correo electrónico y un número de teléfono fijo o móvil español.
  • Número de cuenta bancaria en un banco o caja de ahorro que opere en España.
  • Comprobante de ingresos: nómina, pensión, subsidio, renta o cualquier otro ingreso demostrable.

Dependiendo del importe que se solicite, algunas empresas financieras pueden solicitar otros requisitos que certifiquen la entrada de ingresos suficientes para cubrir las cuotas del crédito solicitado durante el período de vida de la transacción. Cuando el capital solicitado en préstamo excede aproximadamente los 10.000€, el prestamista necesita algún tipo de garantía que pueda ejecutar en el caso de impago de la deuda, ya que sus riesgos son mayores.

Estos requisitos pueden variar en cada caso, pero como ejemplo mencionaremos:

  • Nómina salarial junto a contrato de trabajo.
  • Movimientos bancarios certificados.
  • Estados de cuenta de tarjetas de crédito.
  • Declaración de la Renta.
  • Pólizas o Seguros de Vida de los que sea titular el interesado.
  • Reporte de operaciones de crédito pendientes: hipotecas, préstamos bancarios, compras a crédito.
  • Avales bancarios o avalista.
  • Bienes en garantía.

En cualquier caso, ante la cantidad ingente de ofertas de préstamos rápidos online, muchas empresas relativizan y flexibilizan los requisitos necesarios para obtener un préstamo a fin de obtener nuevos clientes, por lo que es posible que muchos de los requisitos anteriores no sean necesarios para obtener un crédito rápido sin documentación de importe considerable. Por ello es recomendable utilizar un comparador de préstamos online y considerar varias de las opciones antes de decidir por cual optar.

¿Por qué puede resultar más ventajoso pedir un Crédito Rápido sin Documentación antes que un préstamo bancario?

Los préstamos y créditos rápidos online son el producto financiero más destacado de los últimos años; no en vano se han convertido en el auxilio financiero más solicitado por las familias españolas. Y es que obtener un préstamo rápido sin papeles supone grandes ventajas como, por ejemplo:

  • Disponibilidad de solicitud 24/7 gracias a que todo el trámite puede hacerse vía internet, desde la solicitud con el formulario online y el envío de la documentación necesaria, hasta la aprobación y recepción del dinero en la cuenta bancaria.
  • No necesita desplazamiento a una oficina de la entidad ni tampoco requiere ser cliente de un banco en concreto.
  • A diferencia de los préstamos bancarios, un préstamo o crédito rápido online no está vinculado a contratar otros productos financieros como requisito. Muchos bancos, aparte de los requisitos comunes, imponen la condición de contratar seguros de impago, de vida, de hogar, entre otros, o la contratación de tarjetas de crédito o débito, para la aprobación de la operación.
  • Los documentos solicitados por norma general para importes pequeños y medianos, son documentos que siempre se tienen a la mano: DNI o NIE, datos personales y de contacto, nóminas o certificado de ingresos, entre otros. Es decir, no son documentos que conlleven a una tramitación propia y extraordinaria.
  • El dinero se recibe directamente en la cuenta bancaria que se proporcione en la documentación enviada, sin necesidad de abrir una nueva cuenta en otra entidad.
  • Para importes pequeños y medianos, por lo general hasta 5.000€, no es necesario explicar el destino que se le dará al capital solicitado.
  • La enorme mayoría de las empresas que operan por internet, se rigen, aparte de las normas financieras reguladoras de su tipo de operación, por las leyes que regulan el comercio electrónico y el tratamiento de datos personales, así que, toda la información que se proporcione para la operación, sea esta aprobada o no, queda totalmente resguardada de terceros y no puede hacerse uso de ella para efectos distintos de los iniciales.

En el caso de no poder hacer frente a las obligaciones adquiridas tras la aprobación de un préstamo o crédito rápido online, debe tenerse en cuenta que los intereses de morosidad que se cobran por impago de las cuotas son bastante más altos que los regulares, y acumular impagos podría terminar sumando cantidades realmente exorbitantes de intereses sin amortización ninguna al capital. Por ello es tan importante asegurarse si verdaderamente se puede hacer frente a la operación de crédito que se va a solicitar. Los préstamos y créditos rápidos sin documentación han sido concebidos para auxiliar financieramente en momentos puntuales a los más necesitados y su buen uso es también responsabilidad de quien lo solicita.