Los imprevistos en situaciones familiares o personales son una cuestión siempre presente. Los expertos en finanzas personales recomiendan ahorrar exclusivamente para un fondo de emergencias que permita hacer frente a imprevistos como averías en el coche, recambio de electrodomésticos, cuestiones médicas no cubiertas por un seguro, pérdida de empleo y otras tantas situaciones infortunadas. Lamentablemente, con las posibilidades de una familia promedio, hoy día es bastante improbable contar con un fondo de emergencias suficiente para cubrir acontecimientos como los anteriores.

prestamos rapidosAfortunadamente, esta situación de falta de liquidez de la familia promedio, ha hecho florecer el mercado de los préstamos rápidos, una alternativa de financiación fácil y casi inmediata que permite obtener dinero en efectivo en muy poco tiempo. Las familias y pequeñas empresas disponen de nuevas opciones de financiación diferente a las oportunidades tradicionales que les ofrecían los bancos y las cajas de ahorro, las entidades más tradicionales para tramitaciones de crédito.

Un préstamo rápido consiste en un trámite financiero donde un prestatario recibe un capital a condición de devolverlo al prestamista en un plazo establecido y junto a una suma de intereses acordados al momento de la formalización del contrato, su tramitación se hace exclusivamente a través de internet y su aprobación requiere un tiempo considerablemente menor que las opciones más convencionales.

Los préstamos rápidos abundan mucho más en internet que en el mercado físico de las oficinas bancarias. Hoy día es posible encontrar bancos y cajas que anuncien productos específicos relacionados con préstamos online de dinero rápido para sus clientes, pero es internet el canal que muestra una cantidad de ofertas y empresas accesibles para cualquier interesado. La variedad de productos también es muy amplia. Con un número de competidores que no deja de crecer, pues cada día más particulares y pequeñas empresas se suman al negocio del crédito rápido, se ha hecho necesario generar varios tipos de productos según las necesidades detectadas en el público solicitante. Así es muy fácil encontrar en una búsqueda con el término “préstamos rápidos” varias opciones con nombres como créditos rápidos online, minicréditos rápidos, microcréditos online, préstamos sin nómina, crédito inmediato y muchos más. Cada empresa elabora productos adaptados a las necesidades de los clientes que van detectando en el mercado, y también suelen copiar fórmulas de sus competidores y bautizarlas con otro nombre.

¿Como se puede identificar la oferta de préstamos rápidos más conveniente?

Ante una oferta tan extensa y variada, es natural encontrarse abrumado. Un usuario promedio que recurre por primera vez a un préstamo online y ejecuta una búsqueda básica en cualquier buscador en la red, puede encontrar miles de opciones solo con las palabras “préstamos rápidos”. Tal oferta puede resultar agobiante y puede ejercer el efecto contrario al que se quiere: ante el susto y la sensación de indecisión, el potencial cliente puede terminar desistiendo de la operación. Una solución a este tipo de situación, pueden ofrecerla los comparadores de precios online. Estas páginas especializadas ofrecen en un solo resultado las mejores opciones que se adapten a los criterios que el usuario haya introducido en la búsqueda. Así será posible en un solo vistazo seleccionar las ofertas que más interesen y profundizar en ellas clicando en el enlace a la página del prestamista que se incluye en los resultados.

Los indicadores óptimos para comparar dos ofertas similares de cualquier tipo de producto financiero son el TIN y el TAE. Aplica para microcréditos online hasta préstamos personales de gran importe.

El TIN es la tasa de interés nominal y se refiere al % que exclusivamente corresponde a los intereses aplicados al préstamo, el TAE es la tasa anual equivalente, e incluye además de los intereses aplicados al préstamo los gastos y comisiones que se apliquen a la operación como: gastos de apertura, de estudio, de tramitación, comisiones, etc. Una oferta con un TAE más bajo siempre resultará más favorable aunque su TIN sea más alto. Así, por ejemplo, si una oferta X tiene un TIN del 24% y un TAE del 26% va a resultar mejor opción que una oferta Y con un TIN del 20% y un TAE del 28%,

¿Para qué tipo de cliente han sido creados los préstamos y créditos rápidos online?

Los préstamos rápidos y sus respectivas variantes se han creado para que los particulares y empresas pequeñas puedan hacer frente a imprevistos y puedan cubrir adelantos de dinero. Los importes ofrecidos en los préstamos online, por lo general no suelen superar, como mucho los 50.000€, aunque las opciones más solicitadas son siempre de menos de 10.000€.

Este tipo de importe permite cubrir situaciones no planificadas y normalmente no deseadas y también permiten adquirir pequeños activos como coches de segunda mano, motos, pequeña maquinaria, compras de navidad o de vuelta al colegio, entre otras situaciones comunes como emergencias dentales y análisis médicos no cubiertos por seguros de salud.

Si el importe que se necesita solicitar en un préstamo online supera los 50.000€, lo más recomendable es acudir a nuestro banco para conseguir mejores condiciones.

Los préstamos rápidos al flexibilizar los requisitos necesarios para su concesión, significan un aumento en el riesgo que corre el prestamista inversor. Este riesgo solo puede ser compensado con tasas de interés superiores a las que en promedio aplican las cajas de ahorro y los bancos a productos similares.

Beneficios de solicitar un préstamo rápido online

  • Accesibilidad a las ofertas 24 horas, 7 días a la semana a través de los buscadores y compradores de internet.
  • Rapidez en la tramitación con el envío automatizado y digital de los requisitos que por norma general se exigen para la tramitación de una solicitud de préstamos rápidos en cualquiera de sus versiones.
  • Variedad de ofertas con las múltiples empresas que compiten por ganar nuevos clientes.
  • Promociones especiales, por ejemplo, los minicréditos rápidos que se anuncian como gratis. Este tipo de producto consiste en el préstamo casi inmediato de importes muy pequeños, normalmente no suelen superar los 300€ y un plazo muy corto para devolverlo, generalmente no más de 30 días, con unos intereses, comisiones y gastos de 0%. Esta es una buena opción si se necesita un adelanto de dinero, y el capital puede liquidarse antes de la fecha límite. Este tipo de promociones es bastante frecuente en la red, ya que permiten a la entidad que presta el capital adquirir un nuevo cliente, que costará mucho menos fidelizar, y comprobar, con el menor riesgo posible, la capacidad de respuesta y compromiso con el préstamo por parte del prestatario.
  • No es necesario ser cliente de un banco en particular. Las entidades que ofrecen préstamos rápidos online pueden ingresar el capital concedido en cualquier cuenta bancaria que el interesado haya informado.
  • A diferencia de los bancos, contratar un préstamo online o cualquiera de sus versiones, incluyendo los minicréditos rápidos, no está condicionado a la contratación de otros productos como tarjetas de crédito, apertura de otras cuentas bancarias, contratación de seguros o tarjetas de crédito ni similares.
  • Muchas empresas de préstamos rápidos ofrecen recompensas por referir a amigos o conocidos como nuevos clientes.

¿Qué requisitos son necesarios para aplicar a un préstamo rápido online?

Cada empresa es libre de considerar requisitos específicos en cada caso. Por norma general, los requisitos comunes son los siguientes:

  • Ser mayor de edad y residir en cualquier provincia de España. Es necesario tener 18 años, e incluso algunas empresas puede exigir dependiendo del capital solicitado, un mínimo de 25 años de edad, Además al tratarse de empresas españolas las que otorgarán el capital en préstamo, es necesario ser residente en España.
  • Documento de identificación en vigencia. DNI o NIE según proceda.
  • Número de cuenta bancaria en un banco con operación en España.
  • Un número de teléfono móvil.
  • Dirección de correo electrónico y dirección física.
  • Rellenar la solicitud online que requiera cada página y aceptar los Términos y Condiciones y la Política de Privacidad de cada sitio. Este punto lo desarrollaremos más adelante por considerarse realmente importante durante el proceso.

Como se comentó anteriormente, cada empresa puede designar los requisitos que crea conveniente según el tipo de préstamo que vaya a otorgar y los riesgos que perciba según el solicitante. Así que no debería resultar extraño, encontrar empresas que soliciten, además de los requisitos anteriores, los siguientes:

  • Aportación de un justificante de ingresos periódico y suficiente como nómina salarial, contrato de trabajo, pensión por jubilación, otras pensiones, subsidios por desempleo, ayudas, rentas y cualquier ingreso certificable.
  • Que el nombre del solicitante no aparezca en registros de morosidad como ASNEF o RAI, y si aparece, las empresas que lo permitan pueden exigir que la cantidad máxima del importe de la deuda pendiente no supere un importe determinado.
  • Hoy día es frecuente que se solicite una auto-fotografía, mejor conocida como selfie, junto al documento de identidad que se aporte en los requisitos. Esto a fin de verificar la identidad del solicitante.

Recomendaciones antes de solicitar préstamos o créditos rápidos online y minicréditos rápidos

prestamos onlineComo cualquier préstamo de dinero que se solicite, al solicitar cualquiera de los productos que ofrezcan las empresas que manejen préstamos rápidos y sus diferentes versiones, es recomendable lo siguiente.

  • Antes de iniciar la búsqueda es importe analizar la situación financiera personal. Examinar los hábitos de gasto, meditar en el destino que se le va a otorgar al capital que se reciba: ¿es un gasto justificado? ¿realmente se necesita? ¿es posible posponer la compra hasta que se tenga liquidez suficiente? En el caso de que el capital vaya a ser utilizado para liquidar otra deuda, habría que reconsiderar si es esa la opción más conveniente y sobre todo identificar las causas que han provocado esa situación para que no vuelva a repetirse.
  • Comparar varias ofertas de productos similares. Utilizar para ello los comparadores online que ya se han descrito y las calculadoras virtuales de préstamo que suelen tener las mismas empresas financieras en sus sitios web.
  • Al momento de firmar el contrato con la empresa que se haya solicitado para solicitar el préstamo es obligatorio leer y comprender todos y cada uno de los Términos y Condiciones del Contrato y la Política de Privacidad. En este documento se expresan las condiciones que se van a aplicar al préstamo como tal: capital, intereses, cuotas, tiempo máximo de amortización y además como afectaría todos esos términos una situación de impago, es decir, los intereses moratorios, las consecuencias de impagos, si la deuda puede ser vendida a una empresa de recobros, y otras tantas condiciones que suelen pasarse por alto y que significarían un dolor de cabeza si llegaran a presentarse. Sabemos que puede resultar engorroso y de gran esfuerzo leer todas las condiciones del contrato, pero si se quieren evitar situaciones indeseadas, es lo más recomendable. Todas las dudas pueden ser consultadas con los departamentos de atención al cliente o el gestor que haya sido asignado a la operación, a fin de dejar las condiciones completamente claras.
  • Verificar que la empresa con la que finalmente se decida adquirir el préstamo sea una empresa con comentarios positivos suficientes en la red, a ser posible que cuente con reconocimiento de sus usuarios, que haga publicidad en varias páginas y utilice las redes sociales con frecuencia. No todas las empresas reconocidas en este negocio suelen estar registradas, ya que para ejercer este negocio no es obligatorio por ley, al menos hasta el momento. Existe un registro legal donde podemos confirmar si una empresa se encuentra listada La Asociación de Empresas de Consumo AECOSAN, junto al Banco de España y la Agencia Española de Consumo comparten un registro de empresas del sector. También que la página web incluya los apartados de identificación necesarios como el “quiénes somos”, “sobre nosotros” o similares y los datos de dirección fiscal y de CIF de la empresa pueden aportar confianza a la hora de la elección final.
  • Por último, es bueno confirmar antes de cerrar cualquier contrato de préstamos rápidos online, que se pueden hacer amortizaciones al capital. De esta manera, si se llegase a recibir un importe extraordinario de dinero desde otra fuente de ingresos, podría considerar utilizarse para liquidar la totalidad o parte del capital pendiente de la deuda.