Por fortuna, los particulares y las pymes españolas cuentan hoy día con un abanico de opciones de financiación inmediata bastante amplio, conformado por el enorme parque de crédito que se ha abierto gracias a la inclusión de nuevas empresas de financiación y capitalistas particulares que prestan sus servicios de auxilio financiero de manera más rápida que los bancos y caja de ahorros tradicionales.

Las nuevas tecnologías han jugado igualmente un papel determinante en el auge de los préstamos rápidos, ya que el canal online ha puesto a disposición los productos financieros en un horario 24/7 que antes no era posible, y sin necesidad de desplazamiento a oficinas ni entidades físicas. Hoy día, una ventana de chat, un correo electrónico, una conversación telefónica o una video llamada, bastan para aclarar dudas desde cualquiera de las partes y cerrar una operación de crédito.

En consecuencia, las ofertas de préstamos y créditos online se han llegado a multiplicar de tal manera que una sola búsqueda en la red arroja cientos de resultados inmediatos. Esta oferta puede resultar muy agobiante para el interesado, pero para la empresa prestamista resulta más que un agobio, un problema: los competidores se han multiplicado considerablemente. Las opciones de diferenciación en el mercado y las estrategias para captar nuevos clientes y fidelizar los que ya se tienen, deben agudizarse y ser lo más certeras posibles. Los préstamos sin intereses y os créditos rápidos sin intereses son la nueva opción financiera utilizada por las empresas de préstamos y créditos online para competir en el mercado.

¿Qué se debe tener en cuenta antes de solicitar cualquier operación de crédito sin intereses?

préstamos sin interesesEn el concepto básico, una tasa de interés es una cantidad, generalmente expresada en porcentaje, que se aplica a un capital en préstamo, en concepto de remuneración por la transacción.

En España el % de interés que se aplica a una operación de préstamo o crédito sin intervenir otros gastos o comisiones de la operación, se le denomina TIN o Tasa de Interés Nominal. Suele expresarse en porcentaje y es de cálculo anual.

Tomando en cuenta el concepto anterior, un TIN 0% correspondería a una operación de préstamo o crédito sin intereses. Es decir, la operación de crédito que conlleve un TIN 0%, no posee intereses y el capital en préstamo debe amortizarse sin sumar ninguna cantidad por intereses de la operación.

Como acotación muy importante, es necesario aclarar que, los préstamos sin intereses pueden tener un TIN 0%, pero pueden estar condicionados por la Tasa Anual Equivalente, o TAE, que es la tasa exigida por el gobierno español para publicar las ofertas de préstamos y créditos rápidos sin intereses y cualquier operación a crédito.

Pero si un préstamo se anuncia “sin intereses” ¿cómo es posible que se le aplique una TAE con intereses?

Pues precisamente porque la TAE incluye el total de los intereses aplicados al préstamo (0%) más las comisiones y gastos que se asocien a la operación en un período anual. Es decir, para un préstamo de 1000€a devolver en 12 meses, con un TAE de 5% anual, deberá devolverse en total el capital en préstamo (1.000€) más 50€ (5%) correspondientes a las comisiones y gastos anuales.

Entonces ¿son reales las ofertas de préstamos sin intereses?

Por supuesto. En una operación a crédito sin intereses, la comisión y los gastos que se cobren por una transacción, son cuestiones totalmente al margen de la remuneración del préstamo del capital.

Toda esta explicación es meramente informativa, y servirá siempre para poder comparar cualquier oferta de crédito con otra, ya que, entre dos ofertas con TIN y TAE anunciado, siempre va a ser mejor elegir la que tenga el TAE más bajo.

Y, además, como buena noticia: los préstamos con 0% TIN y 0% TAE sí que existen.

Tal como indicamos anteriormente, con la innumerable oferta de créditos y préstamos online, las estrategias de las empresas que compiten por el mercado del crédito, deben agudizarse. La modalidad más reciente de los préstamos sin intereses son los llamados minicréditos sin intereses.

¿En qué consisten los minicréditos sin intereses?

Esta versión de los préstamos online, es el producto más reciente y que más demanda tiene en la actualidad. Consiste en minicréditos de hasta 300€ sin intereses y sin ningún tipo de comisión y gastos, es decir con una 0%TIN y 0% TAE.

Este tipo de minicréditos tiene condiciones estrictas para su concesión:

  • Tienen un plazo máximo de devolución que no puede bajo ningún concepto sobrepasarse, ya que de lo contrario se aplicarían intereses de morosidad muy altos. Por lo general, las empresas que ofrecen minicréditos sin intereses con TAE 0% otorgan un máximo de hasta 30 días para devolver el importe.
  • Es un producto exclusivo para nuevos clientes. Este tipo de oferta se aplica exclusivamente a particulares y empresas que no hayan tramitado ningún otro tipo de préstamo o crédito con la entidad financiera que lo ofrece. Su finalidad es pues, conseguir nuevos clientes para luego hacerles llegar ofertas personalizadas de crédito e intentar fidelizarlos, para que su próximo préstamo online lo tramiten con la misma entidad.

Este tipo de préstamos también permite a las empresas, comprobar de alguna manera la posibilidad de respuesta y responsabilidad del cliente ante una operación de crédito. 300€ es una cantidad soportable que permite testar los nuevos clientes antes de otorgarle cantidades superiores y con mayor compromiso.

¿Cuáles son los requisitos para poder obtener un minicrédito sin intereses?

Los requisitos para solicitar este tipo de producto son los siguientes:

  • Datos personales y número de identificación personal DNI o NIE.
  • Una dirección de correo electrónico.
  • Un número de cuenta bancaria.
  • Un número de teléfono móvil.

Por lo general, la aprobación de este tipo de préstamo sin intereses, es casi inmediata, es decir, la aprobación de la solicitud puede obtenerse en las 24 horas siguientes al inicio del trámite.

Es muy importante verificar, como ya se comentó anteriormente, que el TAE que se aplica a la operación es del 0%, para asegurarnos de que el préstamo no tiene comisiones, ni gastos, ni intereses, es decir, que se debe devolver en el plazo acordado la misma cantidad que se solicitó como capital de la transacción.