La nómina salarial ha sido el comprobante más solicitado para garantizar las operaciones a crédito que se gestionasen ante cualquier entidad financiera, banco o caja de ahorro.

Naturalmente, ante la diversidad de ingresos que se tienen hoy día, contar con una nómina se hace cada vez más difícil. Las personas que no pueden demostrar una nómina salarial respaldada con un contrato de trabajo tienen mayor dificultad para conseguir acceso a una financiación. Afortunadamente, con la evolución del mercado financiero, nuevos productos aparecen entre las ofertas de cada empresa y los préstamos sin nómina son uno de ellos.

prestamos sin nominaLos préstamos sin nómina han sido pensados para esa parte de la población que, a pesar de tener fuentes de ingreso y poder responsabilizarse por una cuota mensual, no pueden acceder a la mayoría de los productos de crédito del mercado al no poseer un salario en nómina. Este grupo de la población incluye:

  • Desempleados: el desempleo se considera una situación temporal y mientras la persona reciba el subsidio por desempleo al que le dan derecho sus aportaciones al Estado, puede demostrar una fuerte de ingresos constante y real. Existen muchas empresas que otorgan préstamos sin nómina a personas en situación de desempleo. Generalmente el importe del capital está condicionado al importe de la cuota que se pueda pagar mensualmente y por el plazo de tiempo que el interesado tenga aprobado el subsidio por desempleo.
  • Jubilados: las pensiones de jubilación son un ingreso seguro. Una persona que recibe una pensión por jubilación puede solicitar préstamos sin nómina con grandes probabilidades de obtener su aprobación. Los jubilados conforman un segmento de la población que cuenta con un ingreso periódico y seguro, aunque el capital solicitado en préstamo puede estar limitado según la edad del solicitante.
  • Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos: muchas personas ejercen su actividad profesional por cuenta propia, trabajan por proyectos, cobran a fecha vencida de factura y no pueden tener la liquidez que desean, a pesar de tener muchas cuentas por cobrar. Estas personas deben llevar un registro de sus ingresos e impuestos, esta certificación les permitirá acceder al crédito a través de préstamos sin nómina. Curiosamente, los autónomos son la parte de la población que mayormente solicita productos de este tipo.
  • Rentas, becas, ayudas del estado: si son recibidas de manera periódica y demostrable, es decir con una frecuencia constante y a través de un medio certificado como transferencias o ingresos bancarios, también pueden servir como comprobación de ingresos para solicitar créditos o préstamos online sin nómina.

Las empresas de financiación que conforman el mercado, deben enfrentar un número de competidores que va en ascenso. La tecnología ha favorecido la evolución en el mercado del crédito ya que ahora permite a las empresas prestamistas extender el territorio donde prestan sus servicios. Esto, en consecuencia, multiplica los competidores directos, y las empresas deben indicar la dura lucha de la diferenciación para poder obtener nuevos clientes y mantener los existentes. Por ello, han surgido diversos tipos de créditos y préstamos online, cada uno de ellos con sus propias variables y condiciones. Así por ejemplo, entre los créditos y préstamos online sin nómina podemos encontrar:

  • Préstamos sin nómina. Tal como venimos explicando desde el inicio del post, este producto funciona como un préstamo online común, pero las condiciones de aprobación se flexibilizan al permitir aportar, como comprobante de ingreso, cualquier otra situación de obtención de dinero legal y periódica, a falta de una nómina salarial. El importe de los préstamos sin nómina puede abarcar hasta los 6.000€, siempre dependiendo de la capacidad de ingresos del solicitante.
  • Minicréditos sin nómina. La versión mini de este producto puede ser posiblemente la más solicitada por el público al que va dirigido. Los minicréditos sin nómina consisten en préstamos online de cantidades que van desde los 100€ a los 600€ y con aprobación prácticamente inmediata. Este tipo de producto resulta extremadamente útil cuando se necesita una cantidad de dinero no muy grande y de manera instantánea.
  • Créditos sin nómina: este tipo de operación, no otorga una cantidad de dinero inmediata, como en el caso de los préstamos online anteriores. Los créditos sin nómina son tramitados tanto por entidades de crédito como por grandes almacenes. Consisten en la financiación a crédito de compra de bienes y servicios que no pueden ser pagados en una sola operación como, por ejemplo: compras de electrodomésticos, compras de vehículos, compras de artículos para la vuelta al cole, compras de navidad, viajes y vacaciones, etc. Esta versión de crédito también es llamada crédito al consumo.

Los intereses que se manejan para todos los tipos de préstamos online sin nómina en cualquiera de sus versiones, suelen ser un poco más elevados que la media a la que prestan los bancos y cajas de ahorro. Podemos citar, por ejemplo, en el caso de un minicrédito online sin nómina, un interés del 1% diario. Así, por un minicrédito sin nómina de 300€ a devolver en 61 días, el coste de los intereses y gastos a devolver será de 151,49€, aparte del capital.

Requisitos para Solicitar Préstamos sin Nómina

Hasta ahora se ha dejado claro que para que se otorgue un préstamo sin nómina en cualquiera de sus versiones, es necesaria la presentación de una certificación de entrada de ingresos periódica que pueda hacer frente a la devolución de las cuotas del préstamo. Las pensiones, subsidios, becas y rentas comprobables pueden perfectamente cumplir con este requisito. Naturalmente, existen otra serie de requerimientos de base para poder tramitar una de estas recurridas opciones de financiación. A continuación, se exponen en una lista:

  • Datos de identificación: nombre, apellidos, número de DNI (Documento Nacional de Identidad) en el caso de ser español, o número de NIE (Número de Identificación de extranjero) en el caso de ser extranjero.
  • Datos de contacto y localización: número de teléfono móvil, dirección física, dirección de correo electrónico.
  • Documento que justifique ingresos periódicos de pensión, rentas, subsidios, entre otros, expedidos por el banco o por la entidad que realice el pago de los mismos.
  • Número de cuenta bancaria en banco español.
  • Muchas entidades de crédito podrían solicitar como requisito indispensable, que el solicitante no aparezca en cualquier listado de acciones de impago como ASNEF o RAI. Otros pueden ser más flexibles con este requisito y permitir que el solicitante aparezca en estos registros de morosidad, pero que el importe del impago por el que está registrado no supere una cantidad determinada.
  • Cada entidad dicta sus propias políticas de aprobación de solicitudes conforme al riesgo que desee correr.

Si el solicitante del préstamo o crédito sin nómina es una persona que trabaja por cuenta ajena o autónomo, quizás también le sea solicitado:

  • Impuesto sobre Actividades Económicas.
  • Certificado de Vida Laboral.
  • Copia de la presentación del Impuesto Sobre La Renta de Personas Físicas del último trimestre.
  • El último pago de la Seguridad Social.

Solicitar un crédito o préstamo online en cualquiera de sus versiones debe corresponder a una decisión meditada. El análisis de la propia situación financiera, los gastos e ingresos de los que se es responsable y la identificación de los hábitos de consumo, son necesarios antes de finalmente elegir la empresa con la que se pretende cerrar la operación.

Afortunadamente, la tecnología juega a favor del solicitante permitiendo 2 herramientas extremadamente útiles a la hora de elegir un préstamo online sin nómina:

  • Las calculadoras virtuales de préstamos online. La mayoría de las empresas de préstamos y créditos en línea, muestran en su página principal este instrumento tremendamente sencillo, que permite simular las condiciones de un préstamo real introduciendo datos como: importe del capital a solicitar, número de cuotas mensuales en las que se piensa devolverlo y, el importe máximo que puede pagar en cada cuota. La herramienta permite modificar cada uno de las variantes anteriores hasta conseguir las condiciones más beneficiosas para cada caso.
  • Los comparadores de préstamos y créditos en línea. Estas páginas reúnen en una sola base de datos, los servicios de varias empresas que ofrecen préstamos y créditos online. De esta manera con una búsqueda única, pueden mostrar en la pantalla un listado con todas las opciones de cada empresa. El solicitante puede comparar a simple vista las condiciones más importantes y luego puede dirigirse a la página de la empresa que le sea más conveniente a través del enlace que se incluye. Esta herramienta es considerada extremadamente útil, ya que facilita la selección de las mejores condiciones, sin necesidad de visitar página por página y hacer una búsqueda en cada una de ellas.

Si no puede hacer frente al pago de las cuotas de su préstamo online sin nómina

Para evitar las terribles consecuencias de los impagos, como por ejemplo la inclusión en registro de morosos, los pagos de intereses de demora o incluso, la reventa de la deuda a compañías especializadas en recobros, es aconsejable recurrir a la entidad que ha concedido el capital en préstamo y refinanciar la deuda.

Es posible que el plazo se alargue para que las cuotas mensuales disminuyan. En consecuencia, el importe total de intereses aumentará, pero el solicitante podrá hacerse cargo de los pagos mensuales de una manera más desahogada.

Esta opción no es una condición segura. Todo depende de las condiciones y políticas propias de la empresa financiera. Por ello es muy importante leer y aclarar todas las condiciones y términos del contrato del préstamo antes de solicitar cualquier tipo de prórroga. La decisión final siempre recaerá en la empresa que ha concedido el préstamo.